SAVE THE DATE

El mundo del protocolo está lleno de reglas. Instrucciones que solo unos pocos son capaces de realizar con éxito. Está la “ley de la derecha”, la disposición de las mesas en margarita y peinar listas; pero, lo que hace que un profesional sea único es su capacidad de improvisación.