El mundo está cambiando era una frase que hasta hace no mucho tiempo usábamos con regularidad para referirnos a algo que veíamos a futuro, pero transitado un año 2020 lleno de movimiento nos ha demostrado que finalmente lo hizo. 

En búsqueda de expandir mi horizonte profesional y dar un salto cualitativo en materia de formación, es como llego a ELLE Education. Fanático desde pequeño, ELLE fue parte de mi recorrido desde temprana edad. Me recuerdo de niño explorando ediciones pasadas que mi madre guardaba con publicaciones que señalaba, en ese entonces y con la destacada dirección de Ana Torrejón, ELLE Argentina era una publicación que con regularidad recuerdo en casa.

 

“Mi primera impresión con el equipo fue la calidez del trato. Habiendo investigado otras instituciones para poder tener un abanico más amplio para elegir, en ELLE Education fui guiado por un grupo de profesionales que hicieron disipar mis dudas de una manera agradable y muy rápida.”, afirma Christian.

 

El proceso fue simple, bastaron un par de mails para concretar una entrevista virtual con quien luego seria mi tutora, la cual me ayudo a ordenar las ideas y poder elegir el camino que iba a continuar, inclinándome finalmente por el programa de Retail Fashion Business. 

Fuente: Christian Abellán – Campus Online ELLE Education

 

Mi formación como Diseñador de Indumentaria, los años que llevo trabajando dentro del rubro de la joyería contemporánea, los accesorios y complementos, debían ser reforzados con una base más solida de comercial, marketing y análisis numéricos. La moda es un negocio que se rige a base de números y estadísticas; los diseñadores somos diseñadores, no somos artistas y es por eso que este Diplomado era lo correcto.

La metodología 100% online, me permitió poder cursar los módulos de manera organizada y orgánica. Mañanas que empezaban 5:15 am, se volvían un lujo para leer con tranquilidad cada texto antes de ir a mi oficina. Las clases, dinámicas y expeditivas, abordaban cada tema de principio a fin enfocando la información de manera muy simple y entendible. Para quienes no venimos de una formación tan rígida y basada en análisis de estadísticas, la comprensión no fue compleja.  

Para el análisis de la cursada escogí a la marca Zara, dado que la firma española recoge una transformación grandiosa a lo largo de los años haciéndola claro ejemplo de la evolución en la línea del retail. Visitando con regularidad las tiendas que tiene en mi país (Argentina), pude comprender su crecimiento escalonado y analizar a detalle cada elemento que iba viendo durante el programa. Si bien la teoría es importante, se vuelve indispensable la elaboración propia de cada concepto para luego poder aplicarlo de la manera que el trabajo lo requiera.  

Otro hecho importante durante mi paso por el Diplomado, fue la oportunidad de dejar la marca con la que trabajé durante casi 10 años para así pasar a formar una nueva, desde cero. Esta experiencia me sirvió para poner en uso y a prueba todo lo que iba aprendiendo clase a clase: métodos para el ordenamiento de la información, análisis y gestión de stock, un trabajo de marketing exhaustivo y puntilloso, desarrollo de producto comercial, entre otras cosas. Mi mirada no solo se había ampliado, sino se había agudizado. Para la conformación de BARZÓN, mi nuevo proyecto, también fue importante leer en profundidad sobre la historia del retail, entendiéndolo como un eslabón clave en los cambios sociales y su la evolución. 

Una experiencia enriquecedora, cortesía de ELLE Education, que me acercó a la información necesaria para prepararme hacia una nueva etapa llena de desafíos y crecimiento profesional. 

 

Firmado: Christian Abellán, ex alumno Retail Fashion Business.