Las marcas de tecnología móvil, en su lucha por ganar cuota de mercado, llevan su batalla al terreno de la moda. Pongámonos en antecedentes: Los tres principales competidores de gama alta (smartphones a partir de 600 euros) son iPhone, Samsung y Sony. Por otro lado nos encontramos con Huawei, que dispone de móviles de gama media (entre 300 y 600 euros) pero que busca posicionarse junto a los grandes.