¡ATRÉVETE A SER FELIZ!

Quiero contarles una historia que me paso a mí y que seguramente les sucede a muchos de ustedes sin importar el género, la raza, el color de piel o la edad. Tengo 25 años y aún estoy en una búsqueda constante para determinar quién soy y quien quiero ser.